lunes, 21 de noviembre de 2011

Asechando

Ahí lo esperaba entre los matorrales, en vigia, calmado y sereno, repasando una y otra vez las acciones con las cuales hiba a cometer su acto. La noche ya casi se convertía en día y la luz se acercaba con paso tranquilo. Junto a ella caminaba bajo la luna, observando las estrellas un hombre de porte elegante, llevaba un cigarrillo en mano y la otra en el bolsillo, iba pensando, sus ojos decían que meditaba en algo que lo perturbaba; de repente los matorrales se mueven bruscamente; se oye un golpe seco; un cuerpo cayendo y el sonido de los zapatos con el cemento corriendo.






Dimablo Arias / dimabloarias.blogspot.com

jueves, 3 de noviembre de 2011

Meloso

No importa si hay mucho o poco tiempo siempre tengo que expresar lo que siento
vivirlo intenso para que no haya arrepentimientos. Son tantas las vueltas que da el mundo que uno no sabe en donde se marcará el rumbo.

Por eso cada vez que pueda quiero besarte, mirarte, abrazarte y así sentir la química de nuestros elementos mas puros y básicos mezclarse con nuestra energía, que es la misma, porque se que nos entendemos mas allá de la razón y el corazón.....y es que cada silencio que comparto contigo es un momento gratificación.





Dimablo Arias / dimabloarias.blogspot.com